Logo apositos

Apósitos para quemaduras, clasificación, diagnóstico y tratamiento

Los apósitos para quemaduras son apropiados para cubrir quemaduras menores de primer y segundo grado, las quemaduras más grandes y profundas requieren siempre atención médica.
En el apósito un material de poliuretano impermeable y transpirable cubre y protege la herida. La compresa central de hidrogel enfría la herida de inmediato y proporciona alivio instantáneo del dolor. La herida queda protegida frente a influencias externas, como golpes, presión, suciedad y gérmenes.

 

En caso de formación de ampollas y rupturas, el hidrogel ofrece condiciones de curación húmeda de la herida y previene la formación de costras. El adhesivo lo cierra todo en torno a la herida y crea un medio higiénico para la curación; siendo su retirada es indolora.

El apósito es especialmente adecuado para uso a largo plazo. Puede dejarse en el quemado de forma segura durante varios días. No se debe interrumpir el proceso de curación cambiando el apósito demasiado a menudo (siempre que la herida no esté infectada).

Clasificación de quemaduras

Quemaduras de primer grado: Afecta solamente la capa externa de la piel, las quemaduras de primer grado pueden causar dolor y enrojecimiento, pero no dejan ampollas ni llagas. Las quemaduras de sol son un tipo común de quemadura de primer grado.

Quemaduras de segundo grado: Las quemaduras de segundo grado afectan la capa externa y la capa media de la piel, conocida como dermis. Pueden causar dolor, enrojecimiento y ampollas.

Quemaduras de tercer grado: Este tipo de quemadura es muy grave. Afecta las capas externa, media e interna de la piel. La capa más interna se conoce como capa de grasa. Las quemaduras de tercer grado suelen dañar los folículos pilosos, las glándulas sudoríparas, las terminaciones nerviosas y otros tejidos de la piel.

Tratamiento de quemaduras menores

1 - Si aparecen ampollas como consecuencia de quemaduras no deben romperse, dado que actúan como cobertura de la capa cutánea lesionada subyacente y protegen frente a infecciones. Además, el líquido de la herida dentro de las ampollas fomenta el proceso curativo de la herida. El apósito refuerza este efecto o incluso sustituye las ampollas abiertas.

2 - Poner bajo agua corriente la herida de inmediato durante 5 a 10 minutos hasta que el dolor disminuya. Abstente de aplicar hielo.

3 - En caso necesario, le herida debe ser limpiada con agua o toallitas limpiadoras estériles. Esto es importante si aparecen ampollas y se abren, dado que la herida podría infectarse. En consecuencia, no exponer la quemadura a la suciedad.

4 - Secar la piel cuidadosamente. Cubre la quemadura con un apósito Hansaplast SOS Burn. Lo ideal es que la quemadura se ponga justo en el medio de la compresa central del apósito.

Apositos para quemaduras

 

 
Buscador Personalizado - Google
Inicio
Apósitos terapéuticos de Plata
Apósitos reductores de cicatrices
Parches de silicona reductor de cicatrices
Parches de poliuretano reductores de cicatrices
Apósitos medicamentosos / térmicos contra el dolor
Apósitos de nicotina
Apósitos para quemaduras 
Apósito para Callos
Apósito,contra las orejas de soplillo
Tiras Nasales
Apósitos que absorben los malos olores
Apósito herpes labial 
Apósito que ayuda a superar la resaca
Apósitos oculares
Apósito en Spray
Noticias de Prensa
Webs_Amigas
- República Dominicana
- Holanda
- Temas de salud
- Hospitales de Colombia
- Buen Provecho
- Taladros
- Fósiles
- Coches Hidrógeno
- Arte público zgz
- Greatest Hits
- Deportes aéreos
 
 
 
Inicio - Apósitos terapéuticos de Plata - Apósitos reductores de cicatrices - Parches de silicona reductor de cicatrices - Parches de poliuretano reductores de cicatrices - Apósitos medicamentosos / térmicos contra el dolor - Apósitos de nicotina - Apósitos para quemaduras  - Apósito para Callos - Apósito contra las orejas de soplillo - Tiras Nasales - Noticias prensa - Apósitos oculares - Apósito en Spray - Política de cookies -
 
* La información médica y terapéutica, ofrecida en esta Web, no puede sustituir el consejo de un médico o de otro profesional de la salud.